5 Consejos Solo Para Mujeres Para Reducir la Presion Arterial

La presión arterial alta puede afectar negativamente tus órganos, especialmente el corazón y los riñones, poco a poco desgastando por sobreuso y quitando años de vida. Si has escuchado que las mujeres no desarrollan presión arterial alta con la frecuencia que afecta a los hombres, no estés muy segura. Las mujeres tienen el mismo riesgo de desarrollar una presión alta que los hombres.

No se puede cambiar cada factor cuando se trata de mejorar tus probabilidades para prevenir la hipertensión. Algunas mujeres comienzan a padecer de presión arterial alta a medida que envejecen, y lamentablemente no se puede retroceder ni desacelerar este proceso.

Tampoco se puede cambiar tu herencia genética. Si tienes una historia familiar donde está presente la hipertensión arterial, entonces no podrás cambiar ni mejorar este factor hereditario.

No te sientas mal, existen por lo menos 5 factores que puedes cambiar para reducir o mejorar tu presión arterial.

1. Dieta Alimenticia

En primer lugar, tú debes tener hábitos saludables ya establecidos. Consumir una dieta balanceada y saludable puede bajar la presión arterial. Tu dieta alimenticia debe consistir en alimentos naturales como frutas y verduras evitando carnes y grasas, o por lo menos escogiendo las mejores porciones de carne magra o sin grasa.

No solo es importante vigilar que alimentos evitas sino cuales consumes ya que algunos alimentos pueden contribuir a la hipertensión arterial. Los alimentos procesados, las carnes rojas y los alimentos con alto contenido de azúcar pueden conducir a la hipertensión arterial. Consumir demasiados alimentos salados y añadiendo mucha sal a tu dieta saludable puede causar un incremento en tu presión arterial. Comer comidas con mucho azúcar, grasas o tipo “chatarra”, puede conducir al aumento de peso no deseado, lo que a su vez también puede causar un aumento en tu presión arterial.

Si ya sufres de presión alta, considera la posibilidad de disminuir o suspender el consumo de alcohol. Las bebidas alcohólicas y el cigarrillo aumentan la presión arterial. Si no puedes dejar de fumar por tu cuenta, busca ayuda de los miembros de tu familia. Su apoyo o la de tu medico puede marcar una gran diferencia en tu salud.

2. Peso Ideal

En segundo lugar, tú necesitas mantener un peso corporal ideal y saludable. Para una mujer, el peso corporal ideal puede ser determinado por la edad, la altura y la estructura corporal o forma del cuerpo. Si sufres de un sobrepeso significante y te sientes abrumada de solo pensar en la titánica tarea de perder todo ese sobrepeso acumulado por varios años, el mejor consejo es concentrarse en pérdidas de peso pequeñas a la vez. En un principio, trata de perder solo un diez por ciento de sobrepeso. Aunque no lo creas aun la disminución de un diez por ciento puede disminuir significativamente tu presión arterial.

3. Estilo de Vida Activo

En tercer lugar, una rutina de ejercicio puede ayudar a bajar la presión arterial y disminuir que tan fuerte tiene que trabajar tu corazón. Incluso si el ejercicio es una actividad que no te gusta existen maneras de ponerte activa haciendo cosas que te gustan.

Si te gusta nadar, entonces puedes nadar y aunque es una actividad divertida, sigue siendo un ejercicio, por lo que contribuye a reducir la presión arterial. Participar en juegos como el tenis o el bádminton puede también bajar la presión arterial, al igual que correr, caminar, yoga, zumba o cualquier otra actividad aeróbica al aire libre.

4. Controlar tu Estrés

En cuarto lugar, si quieres reducir tu presión arterial necesitas controlar tu nivel de estrés. Los niveles altos de estrés en la casa u oficina o preocupación crónica pueden aumentar tu hipertensión. Cambia o evita las causas de estrés que puedas, pero también aprende maneras de manejar situaciones estresantes que no van a cambiar. La meditación por ejemplo me ha ayudado bastante a saber cómo controlar mi estrés.

5. Medicinas

Como última alternativa y solamente cuando estas siguiendo una dieta saludable, estas manteniendo tu peso en regla y evitando el estrés, pero todavía tienes la presión alta, entonces es momento de consultar un doctor o aumentar la dosis de medicamentos para controlar la presión alta. La meta final es evitar el desgaste interno de tus órganos y las medicinas son efectivas en este sentido.

Controlar tu presión alta no es difícil pero requiere determinación para cambiar algunos malos hábitos que podamos tener. Recuerda que estos cambios en nuestra dieta alimenticia, nivel de actividad y control de estrés no solo sirven para disminuir la presión arterial, pero ayudan a mejorar la salud general de tu cuerpo.

Envie su Respuesta o Comentario