Como Mantenerte Motivada Para Hacer Ejercicio Durante los Meses de Invierno

Muchas personas sienten mucha dificultad para salir de la casa durante los meses de invierno para hacer ejercicio. Esto es principalmente cierto si recién han comenzado a hacer ejercicio, son principiantes o están cumpliendo una resolución de Año Nuevo. Es mucho más agradable permanecer en lugares cerrados donde es cálido y confortable.

Sin embargo, pasar por alto tu rutina de ejercicio no es una buena idea. El ejercicio nos ayuda a sentirnos bien, nos ayuda a mantener nuestro cuerpo sano y también nos ayuda a vivir una vida más larga. A menos que tengas un gimnasio completo en tu casa o seguir videos de ejercicios todo el invierno, esta lista con los mejores consejos para mantenerte motivado o motivada a hacer ejercicio durante el invierno te puede ayudar a no romper tu rutina.

Consejos para Ejercitar durante el Invierno

1. Ejercicio en Casa

ejercicioNo es una idea muy mala pero lo ideal es combinarlo con sesiones de ejercicios en el gimnasio para una rutina más completa. Pero para algunos días en que la pereza y el frio son demasiado para ti, puedes quedarte en casa haciendo ejercicio.

Para hacer ejercicio en casa es suficiente tener algunos videos de ejercicios aeróbicos o videos de tu rutina favorita ya sea Zumba, kettlebells o algo similar. No necesitas tener mucho espacio para comenzar a hacer ejercicio en casa, pero asegúrate que no serás interrumpida. Una pelota de ejercicio o incluso la pelota de balance bozu te puede ofrecer un extenuante entrenamiento. Una caminadora plegable es otra opción sencilla pero un poco más costosa.

Con estas opciones puedes tener la excusa de no ir al gimnasio, pero no tienes excusa para no hacer ejercicio. Decide por cuánto tiempo vas a entrenar y dedica ese tiempo al entrenamiento de tu cuerpo, apaga el celular, enciérrate en tu cuarto, olvídate de todo y de todos.

2. Abrígate en Capas de Ropa

Con la excepción de algunos días peligrosamente fríos, existe poco riesgo de ejercitar afuera de la casa. Todo lo que necesitas es vestir adecuadamente. Si te gusta correr, entonces un par de medias y capas de ropa es lo mejor. No te olvides de un gorro y guantes, si es posible de lana. Si no puedes correr en las aceras o pavimento a causa de la humedad o la nieve, considera comprarte unas zapatillas resistentes al agua.

Correr o hacer ejercicio al aire libre durante los meses de invierno realmente te ayudara a sentirte mejor. Cuando el cielo está con nubes y el aire es fresco, el ejercicio te brindara las endorfinas que necesitas para sentiré bien.

Recuerda vestirte en capas de diferentes artículos de vestir. De esta forma si comienzas a sentirte demasiado caliente, puedes quitarte una capa y así mantienes la temperatura de tu cuerpo donde quieres que este. Si sales a correr o al aire libre, te recomiendo llevar una mochila para cargar la ropa que no necesitas.

3. Únete a un Gimnasio

El invierno es un buen momento para unirse a un club de fitness o gimnasio. Cuando te unes a un club tendrás acceso a una variedad de maquinas y equipos de ejercicio, además de clases de zumba, yoga u otra disciplinas. En un gimnasio podrás probar ejercicios nuevos y conocer gente nueva. El único problema, si lo podemos llamar así, es que por lo general unirse a un gimnasio puede ser costoso. Lo bueno es que muchos clubes de gimnasios ofrecen ofertas especiales por unirse al club durante el invierno. Elige un gimnasio que este cerca de tu casa o en tu ruta normal así será más difícil decirle no al ejercicio.

4. Establece Metas Reales

Cuando tú estableces un objetivo para ti mismo, es más fácil de conseguir y mantener la motivación. No existen reglas para buscar tu propio objetivo pero si un par de requerimientos: estas necesitan tener un plazo corto y ser increíblemente específicas. Por ejemplo, estas son buenas metas: “Bajar 1 kilo cada semana por un mes” o “Reducir en 5 minutos el tiempo que me tarda correr 10 kilómetros”. Todo puede ser medido y transformado en una meta, por ejemplo si te gusta el yoga puedes decir lo siguiente: “Voy a lograr esta complicada pose en una semana”. Las metas son una maravilla y te pueden ayudar a monitorear tu progreso.

5. Se Amable Contigo Mismo

Si salir de la casa para hacer ejercicio durante el invierno es difícil para ti, entonces recompénsate cada vez que lo hagas. Cada vez que logras completar tu rutina debes darte una palmadita en la espalda y obsequiarte algo que disfrutes. Por ejemplo, puedes celebrar con un masaje o un plato de sopa que te agrada mucho. Lo importante es reconocer tu éxito y que has logrado cumplir tu meta contra todo pronóstico.

Motivarte a hacer ejercicio cuando estás en total modo de hibernación es bastante difícil. Otras opciones para mantenerte motivada es crear un habito del ejercicio, acomodar tus horarios a los cambios en el clima, encontrar medios alternativos para ejercitar, ejercitar en grupo, reducir el número de días que vas al gimnasio pero sin reducir el número de calorías que quemas en total, aumentar la intensidad de tu entrenamiento y así poder reducir el tiempo que dura cada ejercicio y muchas otras ideas. Es más, si tienes una idea novedosa, te invito a dejar tu comentario y compartir con todas nosotras.

El practicar ejercicio ofrece muchos beneficios tanto físicamente, mentalmente como emocionalmente.

Un beneficio adicional es que, si comienzas a hacer ejercicio ahora y mantienes este habito durante la primavera y el verano, tu cuerpo se adaptara mejor a los cambios de estación.

Envie su Respuesta o Comentario